Published On: Jue, Jun 25th, 2015

Columna de Opinión : El fin justifica los medios (o miedos)

Share This
Tags

ust

Lo ocurrido hace algunos días con un futbolista de la Selección de Chile al parecer ya es tiempo pasado. Más aún, con el siguiente partido ganado y goleado por Chile. El perdonazo a este jugador refleja nuestros actuales valores como sociedad, lo que también identificamos en la dirigencia del fútbol internacional, en nuestros políticos, empresarios, entre muchos ejemplos…

Entonces, no ha de extrañarnos que nuestros jóvenes se aferren cada vez más a respuestas que podrían ser una justificación para cualquier acto, sin importar su naturaleza. El fin justifica los medios, por la razón o la fuerza y tantas otras más.

Desde la educación, pasamos nuestra vida esforzándonos por ser un referente en temas de verdad, honestidad y responsabilidad. Sancionamos, desde pequeños, a quienes transgreden una norma. Vemos cómo niños y niñas, desde los tres años, se quedan sin recreo o sin hacer lo que les gusta por haber mentido, golpeado o molestado a algún compañero. Cuando una falta se comete, se espera que haya arrepentimiento, mas esto no es el último paso de la cadena que se rompió con esta conducta: vienen sanciones, privaciones y reparaciones que generan consistencia en nuestra vida privada, pública e incluso política, es decir en nuestra “forma de vivir”.

¿Qué señal queremos entregar en estos tiempos? No sería mejor Cum finis est licitus, etiam media sunt licita (Cuando el fin es lícito, también lo son los medios).

Este perdonazo del director técnico, dirigentes y de los “hinchas” no es más que el reflejo de un modelo de sociedad y valores que se ajustan a poner los resultados inmediatos, el triunfalismo y el exitismo como prioridad en vez del cultivo de valores de convivencia que permitan el desarrollo de una sociedad consistente, consciente y coherente en sus discursos y sus hechos. Creemos que el perdón es esencial en las relaciones humanas, pero debe ir de la mano con ser capaces de asumir nuestra responsabilidad frente a nuestros actos.

Debemos poner límites que nos permitan distinguir los accidentes de los delitos, pues estos últimos pueden evitarse de manera anticipada, basta una reflexión, un darse cuenta, tomar conciencia de sí, de los otros y del entorno. Sólo de esta forma iniciamos el cambio.

Ingrid Lazen, Jefa de Carrera Técnico Educación Especial, ST Osorno

Arturo Ayres, Director Escuela Psicología, ST Osorno

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.