Published On: Mar, Oct 14th, 2014

Pitucas sin Lucas, una caricatura entretenida de la sociedad nacional

Share This
Tags

pitukas

De argumento simple y final predecible Pitukas sin Lukas superó la barrera de los 30 puntos en el rating televisivo. El canal Megavisión y su área dramática recomponen uno de los roles principales de la televisión: entretener.

En la ciudad de Osorno un par de años atras y en una obra de teatro la actriz Liliana Ross (una pituka con lukas) señaló ante una concurrencia de alta alcurnia y en la Gala Anual de Páginas Amarillas realizada en el hotel Sonesta: » No hay perra , por fina que sea, que no se la haya comido un quiltro». En esa oportunidad no existieron risas ni aplausos de ningún tipo. Fue un balde de agua fría que golpeo en forma directa el rostro del arribismo local. Pitukas sin Lukas, va por el mismo camino. No es de extrañar que rápidamente dos estamentos sociales tan bien representados en la novela y tan opuestos en la vida real se convirtieran en los primeros detractores de la novela del Mega.

El cuiquerio, los ideologizados, los snob y los seudointelectuales al peo criticaron abiertamente la puesta de escena. Falta de contenido. Poco Presupuesto . Poco Humor. Y hasta alegría de que haya terminado el capitulo son los cometarios vía twitter de algunos usuarios de las redes sociales . Otros incluso buscaron vincular el caso Penta y la Udi con la novela a modo de evidenciar su posición ideológica política permanente.

Otros criticaron la similitud de personajes señalando la falta de creatividad y olvidando que en televisión no es necesario inventar nada nuevo cuando existe una formula de éxito probada.

En todo caso hay toda una caricatura nacional muy bien reflejada que pocos se atreven a enfrentar y queda evidenciada en un sinnúmero de personajes :

Manuel, protagonizado por Álvaro Rudolphy y sus hijos Gladys, Salvador, Fidel y Ernesto podría convertirse en un representante del mundo social que encante con su simpatía a las clases altas caídas en desgracia que verán desde dentro como la gente de trabajo traspasa sus valores ganados y no comprados.

Mientras que la Tichi Risopatron protagonizada por Paola Volpato, y sus pellejerías de cuica en desgracia podría darle una fisonomía mas humana a esas cuicas de la vida real que verán reflejada toda su estupidez en un personaje que de a poco seguramente ira aprendiendo lo difícil que es la vida cuando se vive en la vereda del frente.

Complementa un mariconcito que se declara «momio» en el terminal Pesquero. Una flayte con cuerpo de mina y actitudes rasca. Una vieja cuica que vive en el limbo. Unos jovencitos que podrían ser el fiel reflejo del amor mas allá de las barreras sociales. Una estudiante de medicina que desnuda la realidad de nuestros servicios públicos. Hijos relajados de la vida y disfrutando su posición social en contraposición a quienes no están dispuesto a cambiar su status socioeconómico son algunas de las historias que se verán seguramente en desarrollo en un futuro próximo.

En definitiva una mescla peligrosa para quienes consideran que el trigo y la paja no deben mezclarse y que la unión de las clases puede quitarle a la sociedad ese estado de pugna social permanente que significa una buena levadura para el control de las masas.

En cambio para las gentes normales, sin complejos, reposadas y pausadas será solo una novela entretenida y divertida que nos permitirá distanciarnos de la chimuchina barata, la crónica roja, los estelares faranduleros, la contingencia social y los «grandes temas» de participación ciudadana para aprender los modismos y mañas de uno y otro de los extremos de nuestra sociedad a través de una caricatura bien lograda.

Y a quienes no les gusta por falta de humor o falta de contenido social tienes dos alternativas : Tolerancia Cero los domingo o el club de la comedia los martes por la noche. Seguramente allí también tendrán furibundas, trasnochadas y rumiantes criticas. Pero…están en su derecho

About the Author

- Para mayor información sobre este articulo recomendamos contactarse con Claudio Ojeda S. - Fono 987762086 - semanariolocal@gmail.com - Código Postal 5290231 - Edificio S - Depto 103 - Osorno - Chile /// Semanario Local es un Medio de Comunicación Social reconocido por el Estado de Chile y sujeto a las normas y Ley de Prensa 19.733. Esta información cuenta con respaldo legal y no puede ser modificada ni alterada en ninguna de sus formas. El material publicado está exento de Derechos de Autor y es de Libre Uso.